En este momento estás viendo La actividad física y sus beneficios para el corazón

La actividad física y sus beneficios para el corazón

La actividad física es cualquier movimiento corporal donde la contracción muscular y el gasto energético es más alto que en estado de reposo, como al caminar, subir escaleras, bailar, pasear a su mascota o realizar actividades diarias. El ejercicio es un tipo de actividad física planificada, estructurada y repetitiva que puede tener muchos beneficios para la salud.

Importancia de la actividad física para el corazón

La actividad física es el mejor medicamento que existe y el más económico porque ayuda al corazón en múltiples formas:

  • Fortalece el músculo cardíaco mejorando su funcionalidad para bombear sangre a los diferentes órganos del cuerpo.
  • Regula la frecuencia cardíaca y las revoluciones del corazón, si lo comparamos con el motor de un carro, entre menos acelerado esté el motor habrá menos desgaste.
  • Reduce los niveles de colesterol, una sustancia grasa que en exceso no se metaboliza correctamente y comienza a obstruir las arterias, lo que puede generar aterosclerosis.
  • Ayuda a prevenir la hipertensión arterial y disminuye la posibilidad de sufrir derrames cerebrales.
  • Contribuye a regular el azúcar, que en altos niveles (prediabetes y diabetes) aumenta el riesgo de sufrir infarto.

Frecuencia de la actividad física

Depende de la edad y condición de salud, pero en general se recomienda realizar actividad física al menos 5 veces a la semana durante 30 minutos, lo que corresponde a 150 minutos por semana. Sin embargo, lo ideal sería realizar 1 hora de actividad física al día, es decir, 300 minutos por semana. Se pueden realizar actividades sencillas; el simple hecho de caminar en vez de transportarse en carro o preferir usar las escaleras en el trabajo a tomar un ascensor, suma. Entre más activo esté nuestro cuerpo mejor y más si a las actividades diarias sumamos ejercicio.

Importancia de la actividad física para los niños

Desde las etapas tempranas de la niñez es importante promover la actividad física que trae grandes beneficios a nivel cardiovascular, mejora la salud osteomuscular, metabólica y evita problemas de sobrepeso u obesidad. Lo anterior permitirá generar la costumbre de hacer ejercicio y no perder el hábito en la adolescencia, etapa en la que tiende a bajar la actividad física. En el caso de los niños es recomendable realizar al menos una hora diaria, ya que en sus primeras etapas su gasto energético es mayor. Se deben realizar actividades aeróbicas de intensidad moderada a mayor intensidad, con actividades que ayuden a reforzar músculos y huesos.

Importancia de la actividad física para los adultos mayores

Nunca es tarde para comenzar, los adultos mayores pueden realizar actividad física. No obstante, entre más temprano mejor, ya que, si una persona que ha sido sedentaria por muchos años de su vida comienza a realizar actividad física de forma intensa, puede desarrollar problemas a nivel osteomuscular, en sus huesos, cartílagos, músculos o en su sistema cardiovascular.

Por eso, la recomendación es comenzar poco a poco, por ejemplo, caminar diez minutos una o dos veces a la semana e ir aumentando progresivamente el tiempo, la frecuencia y por último la intensidad: más tiempo, más veces, menos esfuerzo. Se pueden realizar actividades como nadar, ejercicios en elíptica y la mejor actividad que se puede hacer a cualquier edad y se disfruta en pareja: bailar.

Importancia de la actividad física en los adultos mayores - Alcance  servicio de compañia