En este momento estás viendo Cómo evitar la gripe

Cómo evitar la gripe

La gripe es una enfermedad muy contagiosa, causada por el virus H1N1, que se transmite por vía aérea. Los especialistas recomiendan lavarse las manos con frecuencia, utilizar alcohol en gel, toser y estornudar en un pañuelo y mantener ventilada la casa.

Síntomas de la gripe

Entre las molestias que se puede identificar como síntomas de gripe son:

  • Fiebre alta, a partir de 38 y a veces hasta 40
  • Dolor muscular y en las articulaciones
  • Dolor de garganta y cabeza
  • En ocasiones náuseas acompañadas de vómitos y/o diarrea.

Este malestar general suele durar entre cuatro y siete días, en este lapso es cuando las molestias se hacen especialmente desagradables. Sin embargo, la sensación de cansancio se puede prolongar más tiempo.

Síntomas coronavirus: fiebre en todos los casos, tos en el 80
Una temperatura entre los 38 y 40 grados centígrados puede ser un síntoma de Gripe

Recomendaciones para tratar la gripe

Una de las recomendaciones es estar unos días en casa, pero no hacer un reposo absoluto en la cama, ni abrigarse en exceso cuando la fiebre cause sensación de frío, porque “sudarla”, como se suele decir, no mejorará la situación. La alternativa para sobrellevar los síntomas son los antitérmicos como el paracetamol, que se pueden tomar cada seis u ocho horas y ayudan a bajar la fiebre y a mejorar la sensación de malestar.

Los especialistas advierten que el uso de antibióticos no sirve para curar la gripe, ni acortan la duración del proceso ni aportan mejoría. Esto ya que se trata de una infección de tipo viral y no bacteriana.

Además, del descanso y la medicación, hidratarse es fundamental. Un litro y medio de agua todos los días, algún zumo natural o alguna infusión ayudarán a para pasar la gripe. Sobre la dieta, lo recomendable es tomar cosas ligeras y con mucha agua, verduras cocinadas al vapor o a la plancha, sobre todo.

¿Cuándo ir al médico?

En personas sanas que no sufran complicaciones no es necesario visitar al médico, en estos casos los médicos señalan que la gripe puede curarse en casa. Sin embargo, se debe acudir al médico si:

  • La fiebre persiste más de cinco días seguidos
  • Si se notan otros síntomas que ya no corresponden a la gripe como son la sensación de ahogo, dolor en el pecho, la tos seca se convierte en expectoraciones purulentas, o si se siente confuso.